Bienvenidos/as al Portal del Instituto Social del Mercosur

El artículo de Marcos Estrada, seleccionado para la Revista MERCOSUR de Políticas Sociales, analiza el papel de los procesos y actividades transnacionales para la integración y el desarrollo socioeconómico de Paraguay. En particular, el trabajo está centrado en los procesos migratorios de personas que residen en la región Este de Paraguay, en la frontera con el estado brasileño de Mato Grosso do Sul. En su trabajo, Estrada realiza primeramente, un embasamiento teórico y metodológico, seguido por la propuesta para la adopción del concepto “transnacionalismo próximo”. Después, presenta los procesos migratorios y las prácticas transnacionales, que expanden las fronteras de ambos países.

Según datos de 2017 de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), de los 244 millones de personas que viven fuera de su país de nacimiento, poco más de 1.068,900 son individuos que emigraron de los cuatro países miembros del MERCOSUR – incluso los números en la región del MERCOSUR pueden ser mayores. El proceso migratorio entre Brasil y Paraguay es intenso, en especial en la región de frontera donde se estima que pueden estar viviendo entre 300 y 400 mil «brasiguayos». Este proceso de «remoción de las fronteras» es parte natural del proceso de integración del MERCOSUR y está considerado en el Plan de Acción del Estatuto de la Ciudadanía y también en el Plan Estratégico de Acción Social.

Los espacios fronterizos, menciona Estrada, “son espacios donde las personas, en muchos casos, viven sus vidas de manera estratégica buscando beneficiarse de la ventaja de vivir cerca de otro país sin la necesidad de emigrar. Por lo que el PEAS tiene un enfoque en las regiones fronterizas”. Entre estas ventajas se incluyen mejores oportunidades laborales, educativas y mejor atención médica, en especial en torno a tratamientos y al embarazo y nacimiento de los hijos (según el artículo, por ejemplo, al menos 100 mujeres paraguayas cruzan las fronteras todos los años para tener sus hijos en Ponta Porã, Brasil).

Para el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el número de paraguayos en todo el estado de Mato Grosso do Sul, entre 1920 y 1970, se mantuvo alrededor de 12 mil personas. Según fuentes no oficiales presentes en el artículo, solamente en Corumbá, el número de paraguayos saltó de 6 mil personas en 1876 a 50 mil personas en 1931. La producción de hierba mate y las políticas agrícolas fueron el principal atractivo. De todos modos, la formación de la identidad en esta región observa lazos histórico-culturales fuertes con Paraguay.

El flujo se invierte a partir de la década de 60, cuando fueron los brasileños que masivamente cruzaron las fronteras atraídos, igualmente, por políticas agrarias. Según datos de la investigación de Estrada, el número de brasileños en Paraguay saltó de 513 personas en 1943 a 500 mil en 1985 y 600 mil en 2014 (datos estimativos y no oficiales).

En Brasil, datos del IBGE dan cuenta de que serían 35 mil paraguayos (pero el número puede llegar a 80 mil según fuentes específicas). Cuanto a los descendientes de paraguayos en Mato Grosso do Sul, serían 450 mil.

Según el autor, esta dinámica migratoria crea un proceso de alargamiento de las fronteras, estableciendo comunidades fuertes “extranjeras” en espacios nacionales, en general fronterizos. En estas regiones, se llegan a institucionalizar fechas conmemorativas y son regulares las costumbres e comunicación en el idioma del país de origen.

 


El texto completo está aquí

El texto no representa la opinión del Instituto Social del MERCOSUR


 





Copyrights © 2018 - Instituto Social del MERCOSUR - Av. Santa Teresa, 2763 c/ Denis Roa - Tel. +595 21 614909 - Asunción, Paraguay