Paraguay

Datos Nacionales

Población nacional

Ciudades analizadas

7.133 millones de personas

28,5% de adolescentes y jóvenes entre 10 y 24 años

 

Fuente: UN Population Division, 2019

 

Ciudad del Este

84.228 –  28% de jóvenes y adolescentes

 

Encarnación

37.940 –  28% de jóvenes y adolescentes

 

 

Fuente: Distrito según proyecciones 2020. DGEEC. Paraguay

 

Políticas de Juventud

    En Paraguay, la promulgación de la Constitución Nacional en 1992 y el posterior proceso de descentralización se constituyen como marco legal e institucional para el  desarollo de las políticas de juventud. En 1994, tras un proceso de consultas y movilizaciones juveniles, se establece la Subsecretaría de Estado de la Juventud o Viceministerio de la Juventud (adscrito al Ministerio de Educación), con el objetivo de diseñar e implementar  políticas y programas de acción social orientados a los jóvenes (Caputo y Palau, 2004).

    A mediados de los ’90 surgen los primeros intentos de concertación entre grupos juveniles, organizaciones y el gobierno a partir de la coordinación de la Red de Juventud Paraguay,  que reunía a la Casa de la Juventud, el Proyecto Joven de la FM Trinidad, el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD), Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC) y Movimiento por el Boleto Estudiantil (MOBE). También la Red de Juventud Paraguay coordinaba acciones con el Viceministerio de la Juventud y con las Secretarías de Juventudes de diferentes municipalidades y gobernaciones (Caputo y Palau, 2004).

    Rodriguez (2005) señala que el “marzo paraguayo” ocurrido en 1999* renovó la presencia de la juventud en la escena política y social a nivel nacional, sentando las bases para la construcción de un modelo de políticas de juventud. En 2001, se construye la Plataforma de Juventud, proyecto ejecutado por el  Viceministerio de la Juventud y financiado por la Cooperación Alemana (GTZ, anteriormente GIZ), que busca establecer espacios de  concertación entre instancias de gobierno y de la sociedad civil en cuanto a propuestas de políticas públicas de juventud. Sucesivas administraciones han trabajado en crear mejores condiciones para el desarrollo de estas políticas, sin embargo, las coyunturas han  impedido la consolidación de un proyecto garante de los derechos de las y los jóvenes. Entre las posibles explicaciones, Caputo y Palau colocan su atención en el proceso de  descentralización. Afirman que “las gobernaciones

(a nivel departamental) y la mayoría de los municipios (a nivel local) no tienen el suficiente peso político (y en muchos casos, la oposición activa del gobierno central cuando se trata de gobernadores o intendentes que no pertenecen al partido de gobierno) ni el presupuesto mínimo que les permita operar con cierta autonomía” (2004: 19). Fomentando la fragmentación y desarticulación de las acciones. 

    En 2013, se crea la Secretaría Nacional de la Juventud, con rango ministerial, bajo la tutela de la Presidencia de la República, con la misión de coordinar y articular el trabajo de los distintos estamentos en materia de atención a las problemáticas de juventudes. En una revisión retrospectiva de las políticas generales y específicas de juventud realizada en 2015, Rodriguez reconoce que la falta de una política integral que considere la complejidad de las demandas refuerza el desarrollo de políticas sectoriales. Orientadas mayormente por enfoques de riesgo, específicas en sus propuestas y discontinuas en sus desarrollos, las que reagrupa bajo cinco grandes ejes: protección social; educativas de nivel medio; políticas de empleo juvenil; calidad de vida y salud con equidad en adolescentes y prevención y atención integral de los jóvenes en situaciones de violencia.

En Paraguay, en 2013 se crea la Secretaría Nacional de la Juventud, con la misión de coordinar y articular el trabajo de los distintos estamentos en materia de atención a las problemáticas de juventudes.
John Doe
Designer

    En este contexto, el Fondo de Población de Naciones Unidas

(UNFPA) con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acompañaron a asociaciones de la sociedad civil y actores del sector público y privado en la elaboración de un documento de sugerencias denominado “Hacia una Política Pública Integral Paraguay Joven 2030”**, respetando la línea propuesta en el Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 (aprobado por el Decreto N° 2794/2014) y de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo. Tomando como base las políticas existentes, recomiendan una mayor transversalidad en las futuras políticas públicas promovidas por el Estado, haciendo hincapié en el fortalecimiento de la institucionalidad que permita dar sentido sostenible a los esfuerzos compartidos entre las instituciones involucradas (SNJ y UNFPA, 2018). En ese sentido, durante los últimos años, con el apoyo de UNFPA, se han desarrollado una serie de aportes en materia de investigación*** con relación a la situación y demandas de

los jóvenes y a la evaluación de la inversión del gasto público en

políticas sociales en juventud, aportando al análisis y discusión de los esfuerzos agregados en materia de políticas de juventud.

    A lo largo de los últimos años, se destaca también el acento

puesto en las poblaciones jóvenes junto al enfoque de atención territorial a través del Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (SINAFOCAL). Los cursos de formación dentro del segmento de habilidades blandas para los jóvenes constituyen una buena oportunidad en el fortalecimiento de capacidades para la empleabilidad y el emprendimiento.

* El llamado “marzo paraguayo” se  caracterizó por la movilización de sectores urbanos y campesinos, que confluyeron en las plazas céntricas de la capital del país, exigiendo se respeten las instituciones y la normativa democrática. La potencial amenaza de golpe de Estado frustrada en 1996 y la escalada de violencia que se expandió, posteriormente, a nivel público y mediático generó una reacción de grupos ciudadanos (especialmente de sectores de jóvenes organizados) que lograron confluir sus reclamos con los de las agrupaciones campesinas (López, 2011).

** Disponible en: https://paraguay.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/Paraguay%20Joven%202030%2018julio.pdf

*** Véase: Serafini, V., y C. Zavattiero (2017). Cuenta regresiva. ¿Cómo aprovechar el bono demográfico en Paraguay? Asunción: Fondo de Población de las Naciones Unidas  (UNFPA);

SNJ/UNFPA. Hacia una Política Pública Integral. Paraguay Joven 2030; UNFPA. (2016) Paraguay: gasto público social en adolescencia y juventud, 2013-2016.

Políticas de Protección Social y Cuidados

Educación y Trabajo

Unidad de empleo juvenil – Convenio con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, se creó una Unidad de Empleo Juvenil, como órgano de enlace y articulación de acciones con la Secretaría Nacional de la Juventud.

PRODEPA KO’E PYAHU (Programa de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos del Paraguay)

Yo sí puedo – Ministerio de Educación y Cultura

Estilos Saludables de Vida y Cultura de la Paz

Participación Juvenil y Construcción De Ciudadanía

PROSIJ Programa de Subvenciones a iniciativas juveniles – Secretaría Nacional de la Juventud, Presidencia de la República