Sueños interrumpidos, vulnerabilidad, cansacio, ‘delay’ social – El impacto de Covid-19 en las juventudes de frontera

7 Oct

Sueños interrumpidos, vulnerabilidad, cansacio, ‘delay’ social – El impacto de Covid-19 en las juventudes de frontera

Fabricio Vazquez, consultor ISM/UNFPA, comenta acerca del estudio

En el marco del proyecto “Juventudes y Fronteras en el MERCOSUR”, el Instituto Social del MERCOSUR y el Fondo de Población de las Naciones Unidas presentan su tercera publicación conjunta, “Impacto de Covid-19 en las fronteras del MERCOSUR y prospección de escenarios en materia de medios de vida para las juventudes”, que tiene como objetivo analizar el impacto de Covid-19 en las juventudes fronterizas del MERCOSUR que forman parte de la iniciativa.

 

 

Este estudio buscó evaluar cómo la pandemia afectó la vida cotidiana, los sueños y las perspectivas de los y las jóvenes y adolescentes en 8 ciudades fronterizas, en términos de medios de vida, es decir, en temas como trabajo, educación, participación social, actividades recreativas, horizontes de vida.

 

 

Los resultados encontrados llaman la atención sobre la necesidad de cuidado y atención de distintos actores sociales para que los y las jóvenes puedan volver a encontrar oportunidades adecuadas para su desarrollo y recuperarse del ‘delay’ social (atraso social), que en las regiones fronterizas fue particular por el cierre de fronteras y restricciones específicas de control sanitario.

 

 

Al final, se presentan escenarios para las juventudes de estas ciudades y recomendaciones para actores clave que pueden apoyar, como sociedad civil organizada, autoridades públicas locales, nacionales y regionales, empresas y universidades.

 

 

La publicación se puede descargar de forma gratuita aquí.

 

 

Contexto
La pandemia de Covid-19 generó un sinnúmero de efectos en la economía y en las sociedades del mundo entero. En América Latina, y en MERCOSUR específicamente, la contracción económica se sumó a otras condiciones preexistentes, como el bajo crecimiento económico, problemas inflacionarios, incremento de pobreza, acceso limitado a bienes y servicios, y bajo nivel de formalización de la economía, entre otros.

 

Para controlar la circulación del virus, todos los gobiernos del bloque restringieron la movilidad de las personas y cerraron sus fronteras. Este cierre afectó el tránsito de personas y significó un impacto suplementario para las regiones fronterizas, especialmente aquellas que muestran un mayor dinamismo por las diversas interacciones – laborales, turísticas, comerciales y educativas.

 

El impacto ralentizó los intercambios comerciales transfronterizos, dificultó el regreso de algunas personas y expuso a personas migrantes a situaciones de riesgo y vulnerabilidad. La incertidumbre sobre los diversos aspectos de la vida social y económica ha actuado como un factor de “congelación” de proyectos personales y familiares, sobre todo en los adolescentes y jóvenes.

 

En el caso de las mujeres, la pandemia pudo haber significado un retroceso sensible en la participación en el mercado laboral. En efecto, la retracción de la vida laboral, específicamente la externa al hogar, se tradujo en la intensificación de una serie de trabajos de cuidado hogareños, que terminan sobrecargando el tiempo de trabajo de las mujeres.

 

La Covid-19 desarticuló el acceso fronterizo a los servicios públicos y de gestión privada, especialmente de salud en las zonas de mayores asimetrías. En cuanto al empleo, la mayoría de los jóvenes de las ciudades fronterizas, especialmente aquellas volcadas al comercio, lo hacen en condiciones de informalidad y, por lo tanto, no han accedido a seguros de desempleo. La fragilización de los medios de vida lleva necesariamente a una mayor exposición a la vulnerabilidad.

 

Estos aspectos se analizan en detalle en este estudio, considerando cada uno de los pares de ciudades monitoreados por el proyecto. En breve se compartirán más análisis específicos del estudio.

 

Acerca del proyecto

www.ismercosur.org/juventudes


El proyecto “Juventudes y Fronteras en el MERCOSUR” busca caracterizar a adolescentes y jóvenes de las zonas fronterizas y recabar evidencias para el diseño de políticas que tomen en cuenta las particularidades de su ciclo de vida y los principales desafíos. Incluye diagnósticos e investigaciones, además de talleres con jóvenes y adolescentes.

 

El proyecto comprende los pares de ciudades Foz do Iguaçu (BR)-Ciudad del Este (PY); Rivera (UY)-Santana do Livramento (BR); Concordia (AR)-Salto (UY) y Encarnación (PY)-Posadas (AR). En las regiones fronterizas analizadas, la proporción de jóvenes y adolescentes se sitúa entre el 22% de la población total, en Rivera (Uruguay), y el 28% en las ciudades paraguayas de Encarnación y Ciudad del Este.